Trámalo

tramalolanguages@gmail.com

 

Tel: (+44) 0771 9635538

Tel: (+34) 646 002556

 

  • LinkedIn - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle

© 2017 by Trámalo Languages

Contact me / Contacta conmigo

Privacidad / Privacy

La constante de la traducción

30/09/2018

Hoy, 30 de septiembre, día de San Jerónimo, se celebra el Día Internacional de la Traducción. ¿Alguna vez te has parado a pensar lo presente que está la traducción en tu vida? Pasa desapercibida, la damos por hecho. Pero déjame que te cuente una rutina cualquiera en español...

 

Suena el despertador, es un reloj básico de los de toda la vida. Te despiertas, apagas la alarma. Lo haces de manera automática, como lo has hecho siempre, ni tan siquiera has leído el manual de instrucciones. ¿Para que se traducirán? Si total, todos los despertadores funcionan igual y todo el mundo intuye cómo se usan. Pues aun así, las instrucciones se traducen.

 

Quizás tu despertador sea más moderno, de esos que tienen radio incorporada. En esta ocasión las instrucciones en español sí que te van a ayudar a programar la alarma, sintonizar la emisora que quieras que te despierte, el autoencendido y autoapagado... con suerte, hasta los "nombres" de los botones estarán en español.

 

Toca despejarse. Una ducha con ese gel tan suave y delicado, ¿cómo se llamaba? Tiene el símbolo de un ave en dorado... ah, sí, Dove, paloma. Lo viste en un anuncio muy bonito.

 

 

 

Ya en la cocina, toca preparar el desayuno. Te voy a pedir que hagas algo. Coge el paquete o bote de café, de cacao, el de galletas, el de cereales. ¿Cuántos idiomas aparecen en la etiqueta? En la tableta de chocolate que tengo a mano aparecen cuatro: castellano, euskera, catalán y gallego. En otros muchos aparecerán en español, inglés, francés y alemán.

 

En la ducha no nos hemos fijado, pero seguramente el gel o el champú tendrán etiquetas en portugués.

 

 

 

 

 

 

 

Ya es hora de saber qué ha pasado en el mundo, ¿no? Coges el móvil o la tablet, lees las noticias y compruebas tus redes sociales. Facebook, Instagram, Snapchat, LinkedIn, Pinterest... desde que cerró Tuenti, no queda ninguna red social española (al menos, que yo conozca). Y curiosamente, navegas por estas redes en español. El móvil también lo tienes configurado en español, ¿a que sí? Permíteme decirte una cosa: es gracias a la traducción. Alguien se ha encargado de traducir todos los comandos, menús, estructuras internas, "botones", casillas... al español. Deja de darle al "like" y dale un "me gusta".

 

Toca vestirse para ir a trabajar. Hoy no quiero que te fijes en la ropa, quiero que te fijes en la etiqueta. ¿Ves las instrucciones de lavado, ves los componentes del tejido? ¿Tanta etiqueta para cuatro detalles? Mira bien, ¿cuántos idiomas puedes detectar? Sí, lo sospechabas, las etiquetas de la ropa también están traducidas.

 

Supongamos que vas al trabajo en transporte público, y para amenizar el camino, coges un libro. Vale, este sí puede ser un original en español. Pero puede que no. Seguro que conoces algún libro de Stephen King, Agatha Christie, J.K Rowling, J.R. Tolkien, Haruki Murakami... posiblemente incluso hayas leído alguno de sus libros. ¿Alguna vez te has fijado en el nombre del traductor? Le debes unas cuantas horas de entretenimiento...

 

Si trabajas en una oficina, no me voy a extender mucho. Del ordenador podemos decir lo mismo que del móvil. Pero si eres médico, abogado, comerciante, te dedicas a la importación, a los seguros, ¡incluso si eres político! En alguna ocasión podrías tratar con alguien que no hable la misma lengua que tú. Ahí es cuando un intérprete te puede ayudar. Y si trabajas con maquinaria especializada... en esta ocasión tal vez sí hayas tenido que leer el manual de instrucciones.

 

¿Qué tal si vamos al cine? Pero vamos a ver la última superproducción de Hollywood, que parece que va a ganar varios Óscar. Una vez se acaba la película, te vas, ni esperas a ver los créditos, no sabes quién forma parte del equipo de iluminación, ni de fotografía, ni de vestuario, ni de maquillaje... ¿Y quién forma parte del equipo de traducción? Con suerte, sabrás quién es (o era) la voz de Morgan Freeman, o de Doris, la de Buscando a Nemo. Pero, ¿quién ha traducido y adaptado el guion? Ni idea... Y si ves una película con subtítulos, ¿quién los ha traducido e insertado en el momento preciso?

 

Pero claro, en casa también podemos ver las películas que emitan televisión, aunque resulte más molesto por la cantidad de anuncios que hay. Anuncios como el de Dove, que te impulsó a comprar el gel. Anuncios como los de Coca-Cola y "la chispa de la vida", los de Ikea y "la república independiente de mi casa", los de BMW y "¿te gusta conducir?"... ¿Cuántos anuncios de productos extranjeros se te ocurren? ¿Cuántos eslóganes? Sí... ya sabes lo que te voy a decir. Todo eso también está traducido, adaptado y locutado.

 

Y no solo eso. ¿Te has parado a pensar en la cantidad de contratos de compra-venta o de explotación de derechos que hay que traducir para poder disfrutar de todos esos productos y servicios en todo el mundo?

 

Como puedes ver, la traducción está presente en casi todos los ámbitos de nuestra vida diaria. Estamos rodeados de traducciones y rara vez nos percatamos de manera consciente. Podríamos decir que la traducción es como Internet, nos conecta con el mundo sin que nos demos cuenta de que, realmente, está ahí.

 

 

 

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Follow me / Sígueme
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn